Home » CICLISMO » Análisis y ajuste de la posición sobre la bicicleta.

Hace unos días que uno de los ciclistas con los que trabajo me pidió ayuda para resolver un problema con la posición que llevaba en las dos bicicletas de carretera. Me comentaba que, con la idea de tener dos bicicletas, una para diario y otra para competir (o una para los días de mal tiempo y otra para los días de buen tiempo), no acababa de estar tan cómodo en la bici buena como en la “mala”.

Lo primero que hicimos fue medir ambas bicicletas y colocar el retraso y altura del sillín, altura y posición del manillar y distancia y diferencia de altura entre el sillín y el manillar. Cómo era de esperar había ciertas diferencias entre la bici buena y la bici mala, debido, sobretodo, a una elección inadecuada de los componentes, primando más la ligereza y la estética que su idoneidad. Así pues, en la bicicleta buena llevaba potencia horizontal y más larga, sillín extraplano, no llevaba espaciadores en la dirección y tija sin retraso. Lo curioso es que la distancia entre sillín y manillar era la misma así como la altura del sillín, lo que le hizo pensar que su posición era igual en las dos bicicletas. Pero no, en la bici buena iba más adelantado, lo que le suponía, ademas de cerrar más el ángulo de la rodilla, cargar más peso sobre los hombros y espalda, así como llevar una posición más forzada en el cuello.

Por lo tanto, lo primero que tuvimos que hacer fue estimar (y luego adquirir) qué material necesitaría para igualar las medidas, para lo que estuvimos probando con diferentes tijas y potencias, así como comprar un sillín similar al de la bici mala, que qué curioso era el más adecuado para su morfología.

Una vez que tuvimos el material puesto en la bici buena (algo más pesado, como 100g más, menudo lastre), igualamos las medidas a la de la bici mala. Con esto sería suficiente, como comprobaríamos más tarde, para solucionar el problema, pero me quise asegurar haciendo unas fotos y unas filmaciones.

Al analizar las imágenes pudimos comprobar que ambas posiciones estaban casi idénticas, como se puede comprobar en la imagen, por lo que no debería notar diferencia alguna, si bien, aún quedaba por colocar mejor el sillín y el manillar (bajar la punta del sillín y retrasarlo unos pocos milímetros y rotar hacia abajo el manillar unos pocos millímetros también).

Comparación de posiciones sobre la bicicleta.

Respecto a si su posición es la ladecuada o no. Pues mi experiencia me dice que no hay un posición estandar, por mucho que nos quieran hacer creer, ya que no hay una persona igual a otra. Lo que hay son orientaciones, pero a lo que se debe atender, ante todo, es a la comodidad encima de la bici (buscando siempre el rendimiento, claro). De momento sus ángulos de rodilla, cadera y hombros se encuentran entre los grados recomendados que podemos encontrar en la literatura (mucha de ella americana y que se basa en estudios muy clásicos europeos), pero lo importante es que no tiene molestias en ninguna parte del cuerpo en esa postura, lo que es el mejor indicador.

Para finalizar, decir que a la hora de cambiar de bicicleta o de acoplarnos a una nueva, debemos tener en cuenta el mayor número de medidas posibles que podamos hacer, así como no elegir el material, solamente, por cuestiones estéticas y de peso, sino por su idoneidad, este debe ser el adecuado a nuestras necesidades en todos los aspectos.