Home » CICLISMO » El control del entrenamiento

¿CÓMO MEDIR LOS EFECTOS DEL ENTRENAMIENTO?

¿Estoy recuperado?, ¿podré realizar otra sesión de entrenamiento más?, ¿seré capaz de asimilarla?, ¿qué hago hoy?, ¿por qué hoy no puedo?… Estas y otras muchas preguntas similares son un ejemplo de lo que puede pasar por la cabeza de un deportista cuando se pone a entrenar.

El conocer, el saber si los efectos de entrenamientos realizados están pasando factura o si estos han sido asimilados perfectamente, es de vital importancia para realizar y adaptar el próximo entrenamiento. Pero, ¿cómo lo puedo saber yo?

EFECTO INMEDIATO DEL ENTRENAMIENTO:

El Efecto Inmediato del Entrenamiento es el conjunto de cambios en el estado corporal inducidos por una sesión o día de entrenamiento.

El evaluar este efecto es una parte esencial de la rutina de trabajo que va a determinar la naturaleza de la carga de la siguiente sesión.

Normalmente no contamos con un entrenador que nos valore el estado, ni contamos con lo medios para ello, por lo que debemos ser conscientes de aquellos aspectos que podemos evaluar para conocer este efecto inmediato del entrenamiento.

A la hora de su valoración podemos atender a dos tipos de aspectos: aspectos subjetivos y objetivos.

ASPECTOS OBJETIVOS:

Los indicadores más usados para conocer el efecto inmediato del entrenamiento son: la Fc en reposo, la urea sanguínea y la CPK.

La frecuencia cardiaca en reposo es uno de los modelos más fáciles y sencillos de utilizar para controlar a los deportistas. Esta se debe obtener cuando el sujeto se despierte, tras dormir una noche, en la cama, tumbado, sin levantarse.

En función del aumento de la Fc se puede interpretar que el sujeto está completamente recuperado, que hay una fatiga considerable o que la fatiga es excesiva.

Fc Basal + 0-6 lpm Recuperación completa.
6 – 10 lpm Fatiga considerable.
> 16 lpm Fatiga excesiva.

La CPK y la Urea se obtienen mediante muestras de sangre del deportista.

La Urea se suele utilizar como indicador del metabolismo de las proteínas y aumenta particularmente después de ejercicios de resistencia de larga duración o con cargas de fuerza de alta intensidad.

Por otra parte, la CPK refleja el nivel de degradación del tejido muscular, por lo que es utilizado en deportes de contacto o de fuerza explosiva como los lanzamientos o los saltos. Sin embargo también puede ser utilizado en la carrera, ya que el constante impacto de cada zancada provoca una destrucción muscular.

ASPECTOS SUBJETIVOS:

La valoración de estos aspectos es la forma más barata e informativa de conocer los efectos inmediatos del entrenamiento.

Este tipo de valoración atiende a aspectos tales como:

-       Cansancio y percepción de fatiga o esfuerzo.

-       Dolores musculares y tendinosos.

-       Apetito.

-       Peso corporal.

-       Sueño.

-       Alteraciones menstruales.

-       Dolores de cabeza o digestivos.

-       Sudoración profusa durante el sueño.

-       Enfermedades infecciosas.

-       Irritabilidad.

-       Autoestima.

-       Rendimiento inferior durante el entrenamiento.

-       Fc. durante el esfuerzo.

-       Etc.

Borg (1970-1982) demostró que mediante las sensaciones del deportista, y valorando estos aspectos subjetivos, se puede hacer una aproximación a la realidad muy acertada.

CONCLUSIONES:

La mayoría de las personas que entrenan de por libre, y muchos de los que están en manos de un entrenador, no poseen los medios suficientes como para conocer los efectos objetivos de un entrenamiento y poder valorarlos.

Sin embargo, todo el mundo puede llevar a cabo un control de los efectos subjetivos del entrenamiento. Así pues, poseen elementos suficientes, que se pueden convertir en la más útil de las herramientas de entrenamiento, para conocer su estado y cómo ha sido asimilado el trabajo realizado.

Cualquiera que diga que para entrenar solo sirven aquellos elementos objetivos (marcas, resultados, vatios, velocidades, kgs…) estará dejando de lado un montón de información más barata y fácil de obtener, e igual de importante, que podrá contrastar las conclusiones obtenidas del análisis de los datos objetivos.

Solo necesitas tiempo, control de los aspectos subjetivos y un análisis pormenorizado de estos para empezar a contestar todas aquellas preguntas que se indicaban al principio del texto.

¿A qué esperas para poner a estudiarte?