Home » OTROS. » Giro de Italia 2010, 7ª Etapa, Gino Bartali. 220km

No sé que pensar sobre esta etapa. Por una parte me ha sobrecogido, me ha impresionado, me ha maravillado. Hoy he podido ver un pedazo de historia en mi pantalla plana a todo color. Hoy he podido vislumbrar lo que antaño era el ciclismo. Tal y como querían los organizadores del Giro, recrear los días heróicos del ciclismo previo a la guerra mundial, la etapa se ha convertido en un trozo de historia del ciclismo, como lo han sido otras etapas recientes de esta carrera, que no es la primera vez que incluye la tierra como parte de su recorrido. Pero hoy a la tierra se le ha unido el agua, y ha sido espectacular.

Sin embargo me pregunto si es necesario esto para que el ciclismo sea espectacular. Si es necesario que los ciclistas se arriesguen de tal modo, física y deportivamente. Físicamente por lo que puede suponer una caída o accidente, que tiene más posibilidades de suceder en semejante terreno. Y deportivamente porque lo entiendo como una nueva vuelta de tuerca en la búsqueda del más espectacular todavía, y el problema de esto es establecer un límite, pornerle el casacabel al gato, vamos. Pero esto ya se ha hablado en otras circunstancias menos espectaculares, como el tan amado/odiado Angliru. Sin embargo, he de decir que si en el Angliru sí que puede haber un debate respecto al precio del espectáculo, ya que no todos los ciclistas lo suben en las mismas condiciones (se dice que los del pelotón de cola lo suben a remolque), la etapa de hoy, por el contrario, era accesible para todos y todos tenían los mismos problemas (a todos se les presentaban problemas mecánicos y a todos les suponía difícil rodar por barro).

Pero por otra parte, y sigo con la parte deportiva, no estoy deacuerdo con aquellos que rechazan esta etapa (en concreto y este tipo de etapas en general) porque entienden que un problema mecánico o caída puede hacer que se pierdan las opciones de victoria (total o parcial) y que no supone nada para los capos de la carrera, ya que en este caso llegaron juntos (menos Nibali). Pues bien, no estoy deacuerdo porque estos percances les pueden suceder a cualquiera y en cualquier terreno, independientemente de la espectacularidad del recorrido, y como muestra un botón: hoy Nibali ha perdido la maglia rosa por caerse…¡en un tramo de carretera! y no ha podido contactar con el grupo de cabeza porque se ha quedado casi solo. Sí es verdad que no ha perdido más tiempo que el de la caída, es decir, que rodaba igual de deprisa que los de cabeza, por lo que hubiera aguantado con ellos, pero, repito, se ha caído en un tramo de asfalto por lo que el barro no ha supuesto nada, salvo dar espectáculo y endurecer la carrera más que si se hubiera realizado el mismo recorrido pero asfaltado, lo que beneficia al ciclista más fuerte… a lo largo de las tres semanas, que no nos olvidemos que aquí se suman los esfuerzos por lo que lo mismo pagas dentro de 5 días el esfuerzo de hoy.

También hay que decir, en la defensa de estas etapas, que puede resultar más peligroso bajar ciertos puertos (y en mojado) a subir unas rampas de tierra, que se lo pregunten a Horrillo. Y que existen algunas “carrerillas” por el norte de Europa que, en mojado o en seco, pueden dar más problemas mecánicos y provocar caídas que la etapa del Giro de hoy.

Pero claro, a uno le da por pensar y se pregunta ¿qué será lo siguiente?, ¿que tengan que bajarse de la bici en determinados tramos?, ¿que deban cruzar ríos?… eso también sería espectacular, pero ya dejaría de ser ciclismo y se convertiría en una Ginkana, por lo que creo que incluir estas etapas ha de acerse en su justa medida, que lo poco agrada y lo mucho enfada.

P.D.- por cierto creo que en el Tour ya han cruzado una especie de río (un paso por una marisma) que supuso un desastre para algunos que aspiraban a la victoria, y creo que en algunos muros de las clásicas del norte se bajan de la bici a patear.