Home » CICLISMO » Manillar FSA Energy 31.8

Ya son tres los meses que llevo usando el manillar FSA Energy en medida 31.8 y 44cm de centro a centro (el del 2009), y en estos tres meses solo he podido comprobar lo que las primeras sensaciones me ha retransmitido, que es un manillar fantástico.

Según mi criterio, este manillar cumple con todos los requisitos que ha de cumplir un manillar y muchos de los componentes de una bici: es ligero, rígido, cómodo y barato.

Como características generales decir que es de aluminio, con 150mm (aunque en su página dicen que son 145mm) de caída, 90mm. de alcance y con peso cercano a los 250g (no sé donde he puesto la foto del peso del manillar, pero se acercaba más a 250g que a 260g). Sus curvas están muy bien diferenciadas, lo que agradezco, pero he de decir que el modelo de este año viene con las curvas, las de la parte baja, menos marcadas, muy de moda actualmente pero un inconveniente a mi parecer, y con algo menos de caída y alcance.

Analizando los aspectos que hacen que cumpla con los requisitos que espero cumpla todo componente, he de decir que es barato. A día de hoy, en la época del carbono para todo, los precios de los componentes se han disparado sin causa justificada. Bueno sí, justificando una mayor rigidez, mayor fiabilidad y menor peso que no siempre es así. Así pues, nos encontramos fácilmente con manillares que se acercan a los 100 euros sin mostrar ninguna ventaja sobre este modelo, y no es difícil encontrar manillares de más de 150 pavos que solo son, apenas, 50g.de catálogo más ligeros (aunque es curioso ver cómo la mayoría de estos manillares son más pequeños, los llamados compact).

Por lo tanto, muy barato, apenas 50 euros. A 5 g/€.

En cuanto a rigidez, nada que decir, es muy, muy rígido. No soy un ciclista ligero (78kg) y tampoco los entrenamientos que he hecho hasta ahora han sido tranquilos, sino todo lo contrario, y he de decir que en ningún momento he notado ninguna flexión. En parado, con la rueda entre las piernas y haciendo fuerza en el manillar de un lado a otro, antes pierde la compostura el conjunto de potencia-horquilla-rueda que el manillar.

En cuanto a comodidad he de indicar, primero, que prefiero los manillares grandes, de gran alcance y caída, y con las curvas bien marcadas, por lo que este manillar responde a mis gustos, pero no por eso ha de ser cómodo, ya que si las curvas no están bien diseñadas puede que colocar las manos en diferentes posiciones sea forzado o que la continuidad maneta de cambio – manillar no sea muy cómoda.

Entiendo que un manillar ha de permitir colocar tanto el cuerpo como las manos en diferentes posiciones para poder descansar, relajarte, colocarte aerodinámico o ejercer más fuerza cuando se necesite. Así, los manillares compact, que tienden a acercar todas las posiciones, no permiten un marcado cambio en estas, ya que al tener poca caída y alcance, cuando estás en la parte baja o cuando estás en la parte alta del manillar apenas se inclina el tronco más o menos que cuando estás con las manos en los escaladores. Sin embargo, he de decir que en el manillar FSA Energy, estas posiciones sí que están diferenciadas.

Pero aún hay más en cuanto a comodidad, ya que sus curvas permiten que, con las manetas Shimano Dura Ace, estas queden alineadas con el manillar, permitiendo la creación de una superficie horizontal, o al menos lisa, para el apoyo de las manos cuando nos apoyamos en ellas. Por lo que se ve, y más en el pelotón profesional donde han vuelto a los manillares redondos, esto va por gustos, pero en mi caso, de manos grandes, prefiero una superficie lisa para poder apoyar toda la palma de la mano, cosa que no puedo hacer en un manillar con curva tradicional.

Por otra parte, al colocarte en la curva baja del manillar las manetas quedan al alcance del dedo índice y corazón, tanto si se usan de manera conjunta o no para frenar. Pero si he de decir que la muñeca en esta posición queda algo forzada debiendo girarse hacia arriba más de lo que me resulta cómodo. Es cierto que se puede solucionar bajando un poco el manillar (girándolo hacia abajo), pero entonces ya no me resulta tan cómodo arriba. Pero también es cierto que en largas bajadas no he sentido molestias ni cansancio en las muñecas. De todas formas, todo es cuestión de probar hasta lograr la posicón idone, pero de primeras resulta cómodo.

Manillar FSA Energy. Vista lateral.

Por último, en el extremo del manillar, en la parte plana de este, hay sitio más que suficiente para unas manos grandes sin que te montes en la curva o se te salgan del manillar, por lo que ir acoplado en el llano resulta muy agradable.

He de decir que me resulta muy similar, casi idéntico, al Deda Newton Anatomic, salvo que este posee una curva (aunque al ser anatómico es una zona plana) baja ligeramente más cómoda. Pero este pesa más y es más caro.

Resumiendo, es un manillar cómodo, ligero, barato y rígido, lo que lo convierte en una compra excelente. Si bien los hay más ligeros, estos son mucho más caros y 50g. más apenas tienen efecto (no tienen efecto) sobre el rendmiento. Además, lo utilizan los hermanos Schleck en sus bici, o Cancellara (lo que demuestra su rigidez) Solo hay un pero, es para manos grandes, creo que si tienes las manos pequeñas, te resultará un poco difícil acceder a los frenos cuando estás agarrado a la parte baja.

En cuanto a fiabilidad, pues de momento es pronto para decir nada, pero espero que lo sea… por mi seguridad.